¿Qué es el mommy makeover?

09
oct
mommy makeover

El término mommy makeover se refiere a la cirugía múltiple o combinada con la que se pretende devolver a las madres la figura previa al parto. La mayoría de las mujeres ven alterada su figura después de dar a luz, y a pesar de que muchos de los efectos del embarazo pueden recuperarse con dieta y ejercicio, hay otros cambios que ya no responden a esto, y sólo pueden solucionarse con una intervención quirúrgica.

Son varias las zonas que sufren cambios tras los embarazos. Las más perjudicadas suelen ser las mamas, el abdomen, las nalgas y la región genital. Por tanto, si las secuelas son múltiples, la cirugía debe ser también múltiple o combinada. Esto significa que se intervienen varias zonas, por ejemplo mamas, abdomen y genitales, a la vez en una misma cirugía.

El término mommy makeover es popular en países como Estados Unidos, y ya se realiza con cierta frecuencia también en España, de forma segura si es en clínicas formalizadas con profesionales muy cualificados.

No obstante, cabe señalar que los medios de comunicación han difundido una serie de ideas erróneas acerca de la cirugía plástica posparto. A menudo vemos en la televisión como las famosas lucen espléndidas figuras al poco tiempo de dar a luz. Sin embargo, esta cirugía no debe realizarse inmediatamente después del parto, ya que no sería segura, pues el cuerpo ha estado sometido a una presión importante y debe recuperarse. Lo habitual es esperar al menos seis meses después de dar a luz.

 

Las intervenciones quirúrgicas que más frecuentemente se combinan son:

 

Cirugía de mamas:

Durante y después del embarazo , y sobre todo en los casos en los que se ha dado lactancia materna, el pecho sufre múltiples cambios de volumen. Durante el embarazo puede aumentar, lo cual se acentúa en la lactancia. Sin embargo, una vez terminada ésta, es frecuente que se produzca una involución de las mamas, que se quedan “vacías”, con poco relleno y proyección, y a menudo “caídas” o “descolgadas”. Para resolver estas secuelas, pueden realizarse:

  • Aumento mamario

En los casos en los que la mama involuciona tras el parto/lactancia y pierde volumen, quedando plana o vacía, pero no se descuelga, puede hacerse un aumento mamario. Se repondrá el volumen perdido y la proyección con un implante de silicona.

  • Mastopexia

Cuando la mama presenta caída o descolgamiento, también llamada ptosis, pero el volumen es el adecuado, puede realizarse una mastopexia. Esta cirugía consiste en la elevación o recolocación de los senos de nuevo en su lugar, que se consigue retirando la piel sobrante.

  • Mastopexia de aumento con prótesis

En algunos casos puede producirse un descolgamiento, caída o ptosis de la mama además de la pérdida de volumen. Cuando pasan ambas cosas, habrá que colocar relleno con una prótesis y extirpar piel sobrante para colocar la mama en su sitio.

 

Cirugía de contorno abdominal

 

Tras el parto puede ocurrir que el exceso de piel que hubo durante el embarazo no se retraiga adecuadamente y que quede “descolgada” en el abdomen. Puede dañarse igualmente la musculatura del abdomen. También es frecuente que las hormonas del embarazo hagan que el cuerpo desarrolle nuevos depósitos de grasa persistentes, por ejemplo en zonas como abdomen y flancos, que no responden a los métodos convencionales de pérdida de peso. Podemos abordar estos problemas con dos cirugías::

  • Abdominoplastia

Es la cirugía que elimina la piel y grasa sobrante del abdomen. Además, en la cirugía de abdominoplastia puede corregirse la separación o dehiscencia de los músculos abdominales, que provoca el aspecto de abdomen globuloso o distendido, incluso en mujeres delgadas.

  • Liposucción/lipoescultura

Se utiliza para eliminar grasa del abdomen y los flancos y modelar de nuevo la figura, recuperando así una cintura más fina y marcada, y un abdomen más plano.

 

Cirugía de nalgas

  • Aumento de glúteos con implantes

Del mismo modo que puede recuperarse el volumen y la proyección de los senos con un implante, las prótesis de glúteos consiguen el mismo efecto en las nalgas.

  • Liposucción/lipoescultura

Una alternativa a las prótesis, es el uso de la propia grasa de la paciente para rellenar las nalgas. Para ello es necesario primero realizar una liposucción de alguna zona donde sobre grasa, y transferirla a continuación a la nalga.

 

Cirugía genital

 

La piel de los labios menores puede estirarse y distorsionarse durante el parto. Esto puede hacer que los labios menores sobresalgan de los labios mayores protectores. Además, el parto produce lógicamente una distensión o dilatación de la vagina que no siempre se retrae completamente. Para abordar estos problemas podemos realizar:

  • Ninfoplastia

Es la cirugía que elimina el exceso de labios internos, cuando éstos sobresalen y son visibles sobre los externos. Esto da un aspecto más joven a los geniales.

  • Rejuvenecimiento vaginal

Se utiliza utiliza habitualmente láser para producir una retracción de las paredes y el introito de la vagina, de manera que se consigue un estrechamiento vaginal. Esto contribuye a una mejoría en la satisfacción con las relaciones sexuales tanto en la mujer como en el varón.

 

Probablemente las tres cirugías más habitualmente necesarias en este conjunto son la mastopexia con implantes, las abdominoplastia y la liposucción, pero todas las combinaciones son posibles dependiendo de las necesidades de cada caso concreto. La intervención se lleva a cabo bajo anestesia general, y puede durar habitualmente entre tres y cuatro horas.

Cómo ya hemos dicho, hay que tener en cuenta que para someterse a estas cirugías hay que esperar al menos seis meses desde el parto, y es necesario que la mujer tenga un buen estado de salud. También es importante tener un peso saludable en el momento de la intervención, ya que no se trata de un método de pérdida de peso. La vuelta al peso saludable debe hacerse previa a la cirugía con dieta y ejercicio.

Por último, es necesario tener en cuenta que los resultados de la cirugía no serán evidentes de inmediato. Sin embargo, tras el período de recuperación y el cese del edema y la inflamación, los resultados son muy llamativos, y las pacientes están muy satisfechas al recuperar e incluso mejorar su figura previa al embarazo, lo cual afecta positivamente en su autoestima, sus relaciones personales y afectivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.