Tamaño de las prótesis: ¿cómo escoger?

14
ene

La cirugía de aumento mamario se realiza de forma muy habitual en nuestro país, y se trata de un procedimiento seguro con un altísimo nivel de satisfacción por parte de las pacientes. Cuando una paciente decide realizarse un aumento de pecho una de las decisiones más importantes es la elección del tamaño de las prótesis. De hecho, que una paciente esté plenamente satisfecha con su cirugía de aumento mamario depende no sólo de que la cirugía esté correctamente ejecutada, con un resultado estético que consiga un pecho bonito, si no también de que la elección del tamaño de las prótesis sea la que consiga cubrir sus expectativas.

Por lo tanto, es muy importante que en la consulta previa a la cirugía la paciente discuta con su cirujano especialista en cirugía plástica las opciones, exprese sus deseos y expectativas, y se realice una exploración completa, tomando una serie de medidas fundamentales que vamos a comentar en este artículo.  

 

¿Cómo se elige el tamaño de las prótesis?

El tamaño de los implantes mamarios se mide habitualmente en unidades de volumen (Mililitros), y en algunos casos en unidades de peso (gramos). El tamaño o volumen total de un implante dependerá de sus medidas de anchura, altura, y proyección. Pero además, la sensación visual sobre el tamaño de un implante será distinta según la posición en la que éste se coloque, bien subglandular (Por delante del músculo) o subpectoral (por detrás del músculo).

 

Anchura y altura del implante:

Es lógico pensar que el tamaño del implante mamario adecuado para cada paciente depende mucho de su constitución. No puede quedar igual un implante determinado en una paciente de constitución delgada y baja estatura, que en otra más alta y corpulenta. Por tanto el cirujano deberá medir en la consulta la anchura y la altura del tórax y la mama de la paciente, para calcular las dimensiones de la prótesis que mejor se ajuste a su cuerpo. Estás medidas realizadas por el cirujano en la consulta preoperatoria permitirán calcular el volumen estimado del implante ideal en cada caso. En el caso de las prótesis redondas lógicamente la altura y la anchura serán iguales.

 

Proyección del implante:

Como hemos visto, la altura y anchura de un implante anatómico y el diámetro de uno redondo (que equivale a su altura y anchura) son las que determinan en parte el volumen del implante. Estas medidas las realizará el cirujano y no la debe elegir la paciente. Sin embargo, la proyección de la prótesis sí depende de los deseos de la paciente. Si una paciente desea un aumento llamativo y muy voluminoso utilizaremos un implante de máxima proyección, si desea un aumento moderado utilizaremos proyección media, y si desea un aumento discreto usaremos proyección baja.

 

Posición del implante:

El implante de mama puede colocarse por delante (posición subglandular) o por detrás (posición submuscular) del músculo pectoral. Este dato también influye en la decisión del volumen a implantar, ya que un mismo implante por lo general parecerá visualmente más grande si se coloca subglandular que si está detrás del músculo, debido a la acción mecánica del mismo.

 

Por tanto, vemos que la decisión del tamaño del implante no depende tanto de los deseos de la paciente como de su constitución y sus tejidos, que son valorados por el cirujano. No obstante, dentro de unas dimensiones, hay un margen de elección para cumplir las expectativas de cada paciente, eligiendo una proyección mayor o menor. Si una paciente desea un aumento muy voluminoso deberá consultar con el cirujano, ya que no siempre es posible conseguir un volumen demasiado grande, pues el implante no debe sobrepasar los límites razonables del tórax de la paciente. Además, en estos casos será importante valorar la elasticidad de la piel. Para alojar un implante muy grande, la piel deberá ser suficientemente elástica.

Para ayudar a la selección del implante, en la consulta preoperatoria, además de las medidas oportunas, realizaremos una prueba de volumen. Consiste en utilizar unas prótesis externas debajo de un sujetador anatómico, que ayuda a tener una idea visual de los volúmenes.

Es importante no obsesionarse con el tamaño del implante. Un implante no es grande o pequeño por sí mismo, si no en relación a la constitución de la paciente. Una prótesis de 300cc puede ser pequeña para una paciente y grande para otra. En la visita preoperatoria cada paciente comprobará que con ayuda del cirujano y la prueba de volumen será fácil calcular el tamaño y posición del implante. Y lo importante será conseguir un resultado estético y un pecho bonito, y no el tamaño concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.