Cómo tratar a diario la piel envejecida

13
jul
tratar-piel-envejecida

En nuestro primer post, queremos hablar de uno de los cambios inevitables del cuerpo humano: la piel envejecida. Tarde o temprano, las arrugas aparecerán, y por ello es necesario tener en cuenta ciertos consejos que te damos a continuación para tu rutina diaria.

La piel flácida, las arrugas, las manchas, etc., son las consecuencias del paso del tiempo y de factores ambientales que en su momento podrían haberse evitado. Sin embargo, una vez que la piel ha envejecido es conveniente cuidarla y aportarle la suficiente nutrición. De esta forma, se intentará evitar que estos signos de envejecimiento sean aún más pronunciados.

 

¿Qué es el envejecimiento de la piel?

Los 25 años es la edad media a la comienzan a aparecer estos signos de la edad. La renovación celular es más lenta, las heridas necesitan más tiempo y esfuerzo en cicatrizarse y la piel es más débil de cara a las infecciones. A esto se le suma una reducción gradual anual de la cantidad de colágeno, una proteína que el cuerpo humano fabrica de forma natural. El colágeno es uno de los principales componentes encargados de la construcción de piel.

Visiblemente, es decir, en las capas superiores de la piel, pueden comenzar a sufrir los cambios que conllevan a una piel envejecida. Por lo general, los efectos que se sufren son:

  • Pérdida de la luminosidad
  • Piel más flácida y sin firmeza
  • Arrugas y signos de expresión más marcados
  • Textura áspera y sequedad
  • Enrojecimiento y manchas

Como hemos mencionado con anterioridad, existen dos tipos de factores que afectan al envejecimiento de la piel, éstos son:

  • Factores biológicos inevitables: son los relacionados con la edad biológica de cada persona. A medida que se pasan los años, las funciones celulares van perdiendo eficacia, por lo que los signos de la edad aparecen por una falta de oxígeno y de nutrientes hacia las capas cutáneas más superficiales. En este sentido, la genética también ha de tenerse en cuenta, puesto que las pieles más sensibles y expuestas a factores externos será más propensa a tener signos de envejecimiento a una edad más temprana.
  • Factores externos: la piel es un reflejo de la salud de cada persona. Una buena alimentación, no fumar, protegerse del sol, etc., son consejos que escuchamos a diario. Una de las consecuencias de no tener en cuenta estas consideraciones es una aparición temprana de los signos de la edad. Asimismo, si se tiene una piel envejecida, es recomendable también seguir estos consejos.

Es inevitable sufrir las consecuencias naturales del paso del tiempo en la piel. Sin embargo, se puede contribuir a mejorar las condiciones de vida, y de esta forma esa salud contribuye a un mejor aspecto de la piel, sobre todo la de la cara.

 

Cómo detener el envejecimiento de la piel

Seguramente hayas oído ya cuáles son los consejos básicos para detener el envejecimiento de la piel, al menos en un porcentaje de ella. Aún así, queremos darte nuestras recomendaciones para que lo tengas presente:

 

Los rayos solares, un enemigo natural

Si te gusta tomar el sol, ir a la playa y tumbarte durante un buen rato, utiliza siempre protector solar. Es posible que a primera vista solo veas una piel bronceada y bonita, pero en las capas más profundas se han producido cicatrices debido a los rayos ultravioletas y a las quemaduras. Si tu piel ya muestra signos de envejecimiento, es recomendable que te protejas del sol aún más.

Debes tener en cuenta también qué tipo de piel puedes tener. Por ejemplo, una piel grasa está más protegida que una piel seca, puesto que es más gruesa. Asimismo, la precaución es necesaria en cualquier caso.

 

El maquillaje diario y demás impurezas

Una de los hábitos más importantes que debes realizar es el de realizarte todas las noches antes de dormir una limpieza facial. En el mercado se comercializan productos específicos para cada tipo de piel, edad, situación, etc. Puedes encontrar el que mejor se adapte a ti, un tónico, un desmaquillante, e incluso puedes apostar por algo más natural si decides fabricarlo tú (como el agua de arroz).

Es importante después de limpiar la cara en profundidad, aplicar algún producto hidratante para mantener la piel sana y con luminosidad. En cuanto al cuerpo, el proceso puede repetirse. Exfoliar para eliminar impurezas y células muertas, para después hidratar.

 

Tratamientos para pieles envejecidas

Acudir a una clínica especializada en rejuvenecimiento facial es otra de las opciones a la que cada vez más recurren más personas. El avance en la tecnología ha permitido desarrollar ciertos tratamientos faciales específicos para tratar el envejecimiento de la piel. Estos tratamientos deben ser aplicados por profesionales del sector. Te explicamos qué tipo de problema facial de la vejez se trata y cuál es el mejor método para ello:

 

  • Arrugas y líneas de expresión muy marcadas

Lo mejor para estos problemas son los tratamientos de Ácido hialurónico o Botox.  Las innovaciones en este campo están a la orden del día, por ello que es muy recomendado si se han pasado los 30 años de edad.

Ya sea el Botox o el Ácido hialurónico, la aplicación se realiza mediante pequeñas inyecciones directas en la zona que se quiere tratar. En este caso, son zonas en las que las arrugas tienen una gran notoriedad. En el caso del Botox, la sustancia es una proteína purificada, en el caso del ácido hialurónico, es una sustancia reabsorbible y que pretende atraer y retener líquido.

El botox es una toxina botulínica cuyo objetivo es relajar los músculos de la cara, se utiliza sobre todo para las arrugas que se forman con las líneas de expresión (patas de gallo y entrecejo). En cambio, el ácido hialurónico busca rellenar surcos, los cuales se localizan principalmente en la zona de cerca de los labios.

 

  • Limpieza en profundidad y manchas en la piel

En estos casos, la piel está muy dañada por los diferentes factores que hemos descrito anteriormente. Lo ideal es un tratamiento de Peeling. Lo que se busca con esta técnica es una exfoliación profunda o eliminación de las distintas capas de la piel. Para conseguirlo, se utilizan diferentes componentes químicos. Los resultados son muy satisfactorios, sobre todo para aquellas personas de mayor edad que quieran ver su piel rejuvenecida. Así mismo, hay dos tipos de peeling químico según el grado de profundidad del tratamiento. Existen entonces:

  • Peeling químico superficial: se utiliza para marcas de acné superficiales, pequeñas manchas  y arrugas finas
  • Peeling químico medio: se eliminan manchas de acné más importantes, arrugas finas y medias y manchas producidas por el sol
  • Peeling químico profundo: se busca mejorar la flacidez de la piel, así como manchas y marcas muy marcadas.

Como te hemos recomendado anteriormente, es necesario que acudas siempre a un especialista si te decides por uno de estos tratamientos . Te recomendamos también que comiences desde hoy a cuidar tu piel: elimina el maquillaje de cada día con un tónico facial revitalizante, utiliza crema facial indicada para tu tipo de piel y cuídate de las manchas que deja el sol con un protector de alta intensidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.