Tipos de prótesis mamarias

09
ene

El aumento de pecho con prótesis mamarias es una de las cirugías estéticas más realizadas hoy en día en nuestro país. A la hora de decidir someterse a esta intervención, las pacientes deben conocer algunos aspectos acerca de las prótesis mamarias, para poder decidir el tipo de implante que quieren, la forma y el volumen adecuado para su caso. La decisión sobre la cirugía de aumento con prótesis mamarias debe ser tomada por la paciente junto con su cirujano especialista en cirugía plástica que la aconsejara atendiendo a sus necesidades, deseos y expectativas.

Cada paciente decide realizarse este tipo de cirugía por motivos muy personales, incluyendo sentirse más atractiva, conseguir un cuerpo más proporcional, corregir una asimetría entre las dos mamas, o recuperar la figura después de dar a luz. La consecución de estos objetivos, con una mejoría en la apariencia física ayuda a que muchas mujeres ganen seguridad y mejoren su autoestima.

En la consulta médica previa a la cirugía es importante que cada paciente resuelva con su cirujano cualquier duda acerca del procedimiento y tome la decisión sobre el implante mamario a utilizar en su caso. Esto puede crear cierta confusión debido a la gran variedad de implantes que se tenemos disponibles hoy en día. Por ello, en este artículo vamos a realizar un resumen sobre los tipos de implantes que se pueden utilizar y sus características y ventajas en cada caso.

 

Tipos de prótesis mamarias

Las prótesis mamarias se pueden clasificar según su composición, según la forma, y según su acabado en superficie. En cuanto a su composición, las prótesis pueden estar rellenas de gel de silicona o de suero salino. En cuanto a su forma, pueden ser redondas o anatómicas. Y en cuanto a su acabado en superficie, los implantes pueden ser lisos o tener una superficie texturizada.

1 – Prótesis mamarias según su composición

Prótesis rellenas de suero salino

Los implantes de mama tienen siempre una cubierta de silicona que puede estar rellena también de silicona o de suero salino (agua y sal). Estos implantes se rellenan durante la cirugía con una solución salina, un fluido similar al que compone la mayor parte del cuerpo humano. Este tipo de prótesis se ha utilizado ampliamente en otros países como Estados Unidos, pero en España prácticamente no se utilizan. Su desventaja es que pueden perder volumen con el tiempo.

Prótesis rellenas de gel de silicona

Los implantes mamarios rellenos de gel de silicona son los más utilizados con diferencia en nuestro país. La silicona se encuentra en estado de gel cohesivo, que mantiene la forma del implante dando sensación de naturalidad.

Existen distintos grados de cohesividad de los geles que rellenan las prótesis, lo cual hace que puedan ser más o menos duras o firmes. Los implantes con geles poco cohesivos son más blandos y suaves al tacto, los que tienen gel de cohesividad media son de firmeza intermedia, y los que tienen gel de cohesividad alta son más duros y firmes al tacto.

Hace años se utilizaban implantes rellenos de silicona líquida, que podía migrar y diseminarse a otros lugares en caso de rotura protésica. Este problema se minimiza hoy en día con el uso del gel de silicona, que por su cohesividad evita la migración.

 

 

– Prótesis mamarias según su forma

Prótesis redondas

Los implantes redondos aumentan la mama en su totalidad, confiriéndole una forma más redondeada. Proporcionan un escote más pronunciado y redondeado que en el caso de las prótesis anatómicas. Existe el falso mito de que las prótesis redondas producen resultados muy “artificiales”, pero esto no es cierto si se realiza un aumento moderado y más aún si es en posición retro muscular  (detrás del músculo pectoral mayor), en pacientes seleccionadas con una mama bien conformada. De hecho, a muchas pacientes les gusta el efecto de escote redondeado.

Prótesis anatómicas

Los implantes mamarios anatómicos son ovalados en forma o con forma de lágrima, pueden dar un aspecto más natural a la mama. Están indicados para pacientes que quieran un resultado muy discreto, con escote poco marcado o pronunciado.

 

3 – Prótesis mamarias según su superficie

Prótesis lisas

Los implantes de mama con superficie completamente lisa se usan poco hoy en día en cirugías de aumento mamario. Su desventaja es que pueden rotarse más fácilmente que los implantes texturizados.

Prótesis texturizadas

Los implantes mamarios con superficie rugosa o texturizados son los más utilizados hoy en día. La superficie texturizada tiene la función de evitar la rotación del implante y ayuda a evitar complicaciones como la contractura capsular.

 

Conclusión

En resumen, los implantes mamarios más utilizados actualmente en las cirugías de aumento, y también los que utilizamos habitualmente en clínica O’Donnell 25, son implantes rellenos de gel de silicona de cohesividad media, con superficie texturizada. La decisión de la forma del implante, redonda o anatómica (Puedes leer más sobre estas prótesis en nuestro artículo Prótesis anatómicas o prótesis redondas), se tomará de manera personalizada por cada paciente según sus gustos y expectativas. La otra decisión importante a tomar es el volumen que se desea, para lo cual es necesario tener en cuenta algunos aspectos que comentamos en el artículo cómo escoger el tamaño de las prótesis mamarias.

Esperamos que os haya gustado este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.